El hombre, que además fue dueño de un boliche en Coronda, fue denunciado por su ex pareja y madre de la menores en el mes de agosto. 


Un conocido DJ de la ciudad de Santo Tomé se encuentra en la mira de la Justicia por una denuncia en su contra por abuso sexual que data de hace tres meses. El hombre está acusado de abusar de dos hijas y una hermanastra. El caso es llevado adelante por la fiscal del área Violencia de Género, Familiar y Sexual del MPA, Yanina Tolosa.

Según el sitio Uno Santa Fe, todo comenzó cuando una de sus hijas le contó a su madre llorando que su padre la había tocado en reiteradas oportunidades. En consecuencia, la mujer se dirigió a la sede de Fiscalía y denunció a su ex pareja el pasado 30 de agosto.

Con el paso de los días, a la confesión de la niña se le sumó la de su hermana, que también reveló que su padre habría abusado de ella.

Tras conocerse el caso, la fiscal ordenó que se lleven a cabo cámaras Gesell para las dos menores de edad que arrojó que los testimonios de las menores eran verídicos.

Con el transcurrir de la investigación apareció una hermanastra del sospechoso que al conocer la denuncia también prestó su testimonio y complicó más al acusado.

La investigación además cuenta con una serie de testigos que habrían observado a las víctimas en estado de vulnerabilidad por los presuntos abusos y con crisis permanentes que registraban en los establecimientos educativos a los que asisten.

Respecto al acusado se supo que sus iniciales son G.A., trabaja como DJ en la ciudad de Santa Fe y la región. Además supo ser propietario de un boliche en la ciudad de Coronda y conduce un programa de radio en una FM de la ciudad de Santa Fe.

La imputación

G.A. es investigado por el delito de “abuso sexual simple” en el caso de la primera denunciante. Además, desde la querella a cargo del abogado defensor de las víctimas se solicitó que se le atribuya el agravante de “gravemente ultrajante” debido a que se entiende que se dañó la salud psíquica de una de las menores.

En la audiencia imputativa, la Justicia le dictó al acusado una restricción de acercamiento a las víctimas durante un período que abarca un año.

En esa línea, la fiscal solicitó también que se lleven a cabo medidas de prevención para salvaguardar la integridad de las denunciantes.






Comentarios