La oposición advirtió que se trata de una jugada política de Lifschitz para postularse en las elecciones provinciales y nacionales.


Luego de que trascendiera la posibilidad de que se replicara el calendario electoral del 2015 en los próximos comicios, Omar Perotti advirtió una jugada política del gobernador Miguel Lifschitz . Julián Galdeano pidió una consulta con todas las fuerzas.

De acuerdo a lo expuesto por la periodista santafesina Ivana Fux, el Poder Ejecutivo provincial firmaría en diciembre el decreto de convocatoria a la próxima instancia de sufragio. En él se determinaría que las primarias se realizarían el 19 de abril y las generales el 14 de junio, tal cual lo había establecido su antecesor Antonio Bonfatti.

Entre los motivos que impulsan al Frente Progresista para tomar esta decisión se encuentra el deseo de “no mezclar” las discusiones del ámbito provincial con el nacional, en el que las PASO serán en agosto, y las generales en octubre.

Al conocerse esta intención, Perotti no se mostró sorprendido pero lo consideró una jugada política y reprochó “la especulación” en torno a los tiempos.

“Despegar las elecciones con las fechas que han trascendido permitiría que el que participa de los comicios provinciales también lo haga de las nacionales. Si las generales aquí son el 16 de junio, los plazos para las inscripciones a nivel nacional cerrarían el 20 de junio. Por lo tanto, Miguel Lifschitz podría participar en ambas instancias”, deslizó.

“Sería deseable que haya reglas claras y sepamos con antelación cuándo se vota; que no se decida siempre esto a último momento de acuerdo con la conveniencia del gobierno de turno”, reprochó.

Por su parte, Galdeano, el presidente de la UCR, no objetó las fechas tentativas pero sugirió que el cronograma debería decidirse luego de una consulta con los partidos políticos.

José Corral, de Cambiemos, consideró que “siempre que se respete la ley, que en este caso ordena elecciones separadas, está bien”.




Comentarios