La sentencia incluye el caso de Silvia Suppo, víctima y testigo en juicios sobre delitos de lesa humanidad.


Cuatro ex represores santafesinos fueron condenados este lunes por la Justicia federal como culpables del delito de aborto forzado, una figura que hasta aquí no tenía antecedentes en los procesos sobre crímenes cometidos por el Estado en la última dictadura cívico-militar.

La resolución del tribunal que presidió Luciano Lauría y acompañado por María Ivón Vella y José María Escobar Cello incluyó una pena unificada de prisión perpetua para Juan Perizzotti, encargado de una de las cárceles del Ejercito durante la última dictadura militar en la capital provincial.

Una de las víctimas y principal impulsora de la causa fue Silvia Suppo, asesinada en 2010 luego de participar como testigo clave en otra investigación que concluyó con una sanción de 21 años para el ex juez Víctor Brusa.

La militante de la Juventud Peronista a fines de los 70 denunció reiteradas violaciones y torturas mientras fue estuvo detenida en forma ilegal en la Comisaría 4° de la ciudad de Santa Fe. Allí también sometieron a amigos, familiares y a quien entonces era la pareja de la rafaelina, Reinaldo Hattemer. Este último continúa desaparecido a la fecha.

El comisario Oscar Farina fue condenado por primera vez en relación a los delitos que se investigaron en el juicio y recibió una pena de 8 años. Sus ex colegas de la fuerza, María Eva Abei y Ricardo Ferreyra, recibieron respectivamente sanciones de 10 y 16 años que se unificaron en 25 y 22 con resoluciones previas.




Comentarios