El mandatario aseguró que las provincias que aún no adhirieron sufren "presiones" por parte de la Casa Rosada.


El gobernador Miguel Lifschitz aseguró este jueves que “hay presiones para firmar el acuerdo” con la Nación en torno al Presupuesto 2019 y el ajuste fiscal previsto para el año próximo en medio de la actual crisis económica.

A pesar de la defensa que ensayó el día anterior el jefe de Gabinete Marcos Peña en la Cámara de Diputados, el ex intendente rosarino afirmó: “Hay puntos que no nos cierran así como están planteados y por eso no rubricamos el documento”.

En un reportaje con LT8, el dirigente socialista observó que “hay pocos indicadores de confianza” para adherir a los términos propuestos por la Casa Rosada y agregó que “no se cumplió el acuerdo con Santa Fe” respecto de la deuda por coparticipación.

No se verificó la inflación ni el crecimiento previsto. Estamos en un año con recesión cada vez más profunda e inflación cada vez más alta”, comentó el mandatario sobre las estimaciones en las que se basó el pacto rubricado el año pasado junto al resto de las provincias.

Si bien Lifschitz destacó que su administración tiene “las cuentas ordenadas y no necesita aportes permanentes del Gobierno nacional”, advirtió: “Vamos a defender los intereses de Santa Fe y vamos a firmar cuando creamos que se hayan subsanado algunas cuestiones“.




Comentarios