Dos importantes obras que se estaban financiando con fondos nacionales fueron paralizadas en las ciudades de Santa Fe y Sauce Viejo, con el cese laboral de 80 trabajadores.

Se trata del desagüe Espora en la capital provincial, a cargo de Automat, y la Central Termoeléctrica de Sauce Viejo, desarrollada por Ponce Construcciones. En ambos casos, las firmas decidieron parar los trabajos por la necesidad de redeterminar los precios tras la devaluación.

"Manifiestan una situación relacionada con la actualización de los costos de la licitación que oportunamente ganaron. Aseguran que eso les ha implicado retrasarse en los pagos", dijo a al diario Uno de Santa Fe Leonardo Panozzo, secretario de Trabajo y Seguridad Social.

En el caso de la empresa Ponce, que la semana pasada había suspendido a 20 trabajadores, esto se terminó transformando en 20 despidos. Por el lado de Automat, inicialmente suspendió a todo el personal (80 empleados) y sacó de funcionamiento el colectivo que los llevaba al obrador, por lo que se presume que la reactivación está lejos.

En ambos casos se dictó la conciliación obligatoria, pero las dos empresas la rechazaron y por eso serán multadas.