El sindicato de aceiteros organizó la protesta este lunes en el marco de un conflicto que lleva más de dos meses.


Los trabajadores de la Algodonera Avellaneda protestaron este martes frente al establecimiento industrial aceitero del gupo Vicentin. Allí se instalaron por segundo día consecutivo en demanda de un aumento salarial para sostener un reclamo que lleva más de dos meses.

“El personal exige que las autoridades empresarias se comprometan a comparecer y abrir una negociación real en el Ministerio de Trabajo provincial para resolver el conflicto salarial”, indicaron dirigentes sindicales.

Los operarios mantienen una extensa huelga en busca lograr una recomposición de haberes. En esta instancia defendieron el pedido el secretario general del Sindicato Aceitero y Desmotador de Algodón de Reconquista, Dionisio Alfonso, y los delegados de la planta, Sonia Zanel y Cristian Machuca.

Por su parte, el titular de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), Hugo Yasky, ratificó su apoyo y solidaridad en relación al acampe frente a la fábrica. El gremialista consideró “inaceptable que en el país haya salarios de entre 23 y 28 mil pesos, porque esa realidad es una afrenta a la dignidad de los trabajadores”.

El dirigente docente reclamó “respeto” por la protesta y denunció “la presencia en la fábrica de un trípode integrado por traidores de los sindicatos, fuerzas policiales y mercenarios de la empresa”. A la vez, denunció que los directivos de Algodonera Avellaneda “no se presentan en Trabajo, desoyendo una y otra vez todas las convocatorias de la dependencia laboral provincial”.

Yasky sostuvo también que “esta realidad impone más que nunca capacidad, lucidez y compromiso para que el movimiento obrero tenga una conducción unificada que sea capaz de hacerse cargo de las variadas luchas obreras”.




Comentarios