Algunos participantes salieron corriendo cuando llegaron las autoridades a partir de una denuncia por la madrugada.


En una semana con récord de nuevos casos de coronavirus en la provincia, la el centro de Santa Fe fue escenario de una fiesta ilegal con más de 200 personas. La Municipalidad y la policía intervinieron en el lugar este domingo por la madrugada y obligaron a salir a los asistentes.

Las imágenes de jóvenes corriendo por la peatonal de noche se dieron a conocer al día siguiente, cuando fuentes del Ejecutivo confirmaron el resultado del operativo. De acuerdo a la versión preliminar, las autoridades se enteraron del evento a partir del seguimiento de las cámaras de videovigilancia, las cuales permitieron ver el movimiento de la gente invitada.

En base a esta información, personal de la Secretaría de Control fue a un local de telefonía celular que se encontraba desocupado a metros de una sucursal del Banco Municipal de Rosario. Allí ingresaron junto a miembros de las fuerzas de seguridad, aunque algunos participantes de la fiesta emprendieron la huida.

Fuentes consultadas por el diario UNO detallaron que el comercio fue clausurado por la Municipalidad, aunque no había personas demoradas por el episodio. Dentro del negocio hallaron conservadoras para bebidas y equipos de audio, entre otros elementos. La causa quedó en manos del fiscal Ignacio Orio.




Comentarios