El gobernador electo se molestó porque el socialista decidió enviar su propio proyecto de Presupuesto 2020. "La situación del país requería otro tipo de actitud", dijo.


Omar Perotti se molestó profundamente con la decisión del gobernador Miguel Lifschitz de presentar un proyecto propio de Presupuesto Provincial 2020 y consideró que se trata del fin de la transición. “Es lamentable que se falte a la palabra”, dijo el mandatario electo.

Cabe recordar que en primer momento Lifschitz había propuesto consensuar con el equipo de Perotti el armado del Presupuesto, pero este último rechazó la invitación y pidió postergar la presentación del proyecto, para que fueran ellos los encargados de elaborarlo.

Lejos de aceptar esta contrapropuesta, el mandatario socialista respondió anunciando una iniciativa propia, que no cayó nada bien al rafaelino. “Fue la gota que colmó el vaso. La situación del país y de la provincia requerían otro tipo de actitud. Es lamentable que se falte a la palabra”, se quejó Perotti y publicó El Litoral.

Para el peronista se trata de una estrategia para dificultar y obstaculizar su gestión. “No están reparando que, en realidad, están perjudicando a todos los santafesinos. Lo que hizo (Lifschitz) es una fiel expresión de lo que hay que dejar atrás; una expresión de la vieja política. El gobernador no cumple la palabra y por lo tanto, no hay margen para seguir con la transición”, disparó.

“No hay voluntad, buena fe ni hay vocación para hacer una transición seria. Sólo, intención de desgastar a los interlocutores”, cerró en diálogo con el medio capitalino.




Comentarios