El intendente elenco reconoció que el cónclave le generó "muchas dudas" y que no les informaron cuál es la deuda consolidada del municipio.


El intendente electo Emilio Jatón se reunió este lunes con el actual jefe del Ejecutivo municipal José Corral en el marco de la transición municipal y manifestó que aún no hay información oficial en torno a la deuda municipal. Reconoció que tiene “muchas dudas” y que se fue con la sensación de que va a “recibir una ciudad en crisis”.

Uno de los temas que generó más preocupación es el de los servicios. “Sabemos que una de las empresas de recolección de residuos está a punto de rescindir el contrato. Hay una deuda de unos $700 millones con las dos empresas”, precisó Jatón tras el cónclave.

El intendente electo manifestó que se charló del personal precarizado. “No sabemos cuántos son, cuánto cobran, dónde están. Es información que no tenemos”, advirtió el referente del Frente Progresista.

Por su parte, Corral también habló públicamente tras la reunión y se refirió a las cuentas del municipio. “No hay dudas que el país está en situación en crisis pero el Municipio de Santa Fe está mucho mejor que otros. Nos hubiera gustado que en el marco de una economía floreciente pudiéramos dejar más recursos, pero la deuda flotante que va a quedar es manejable”, comunicó.

El actual intendente estimó que la deuda a septiembre de este año es de $432 millones. Señaló que “hay pagos a proveedores que están con algunos meses de demora, pero nada que altere los servicios municipales”. Y aclaró: “Cliba no tiene ningún motivo para rescindir el contrato”.




Comentarios