El Gobierno provincial confirmó que la bajante en diferentes cursos de agua es otro factor negativo en la región.


En un escenario de por sí adverso por la falta de agua en las principales cuencas de la provincia, el Gobierno de Santa Fe informó este lunes que aumentó la posibilidad de muerte de peces por la ola de calor que se registran desde hace algunos días.

Según las autoridades, las altas temperaturas se conjugan de forma negativa con otras dos condiciones adversas para las especies de la región. La primera de ellas es la ya mencionada bajante, por la que hay lagunas interiores aisladas. Como tercer característica subrayaron que hay ejemplares juveniles que tienen mayor sensibilidad ante una suba como la actual.

Desde el Ministerio de Medio Ambiente recomendaron a la población dar cuenta de cualquier fenómeno de este tipo de acuerdo al protocolo para actuar en caso mortandad de peces.

El verano anticipado que se instaló este fin de semana agravó el panorama pasado ya un mes desde que la altura del río Paraná en Rosario oscila entre 1,80 y 2 metros sin recuperar sus niveles habituales.




Comentarios