Se investiga si tuvo vínculo con la abuela del nene que se encuentra tras las rejas.


El último detenido por la desaparición de Maximiliano Sosa fue imputado en el Juzgado Federal de Rafaela por trata de personas.

El hombre identificado como Pablo A. P., alias “Pantera”, había sido aprehendido el miércoles por guardar presunta relación con la desaparición del niño, ocurrida en diciembre de 2015 en Ceres.

​ Durante la audiencia el acusado se abstuvo de declarar pero existirían pruebas y testimonios que lo vincularían con el hecho en forma directa. La figura de “Pantera” no es nueva en la pesquisa judicial que lleva casi cuatro años tramitándose entre la Justicia provincial y federal.

El hombre fue finalmente imputado por el delito de trata de personas y se espera que la semana próxima sean indagada Patricia Sayago, la abuela del niño que se encuentra en prisión preventiva desde el 1 de agosto de 2016.

Su expareja Ariel Malagueño también está detenido en el marco de la causa.




Comentarios