La joven dijo que fue sometida durante 4 años y recurrió a la Justicia una década después, cuando ya era mayor de edad.


La Justicia provincial ordenó mantener bajo prisión preventiva por 90 días a un santafesino acusado de violar a su hija y obligarla a prostituirse. La gravísima denuncia fue presentada por la propia víctima, quien era menor de edad en la época en que ocurrieron los hechos que buscan comprobar los investigadores.

Aunque la muchacha recurrió a la Fiscalía Regional de Rosario en 2017 para contar el calvario que había vivido a manos de su padre una década atrás, la causa se tramita en la ciudad capital, donde ambos convivieron. En base al relato recogido por fuentes oficiales, el imputado sometió a la niña durante cuatro años en diferentes viviendas de los barrios Yapeyú y Recreo Sur.

El sospechoso de 54 años fue identificado por sus iniciales como M. F. y lo detuvieron el jueves 29 de agosto en la localidad bonaerense de Laferrere. Esta semana el Ministerio Público de la Acusación (MPA) planteó que el hombre agredía sexualmente a la nena “de dos a tres veces por semana” y “la amenazaba para que no se fuera a la casa de algún familiar”.

La fiscal Yanina Tolosa agregó que la víctima también ejerció la prositución bajo instrucciones de su padre entre 2004 y 2008. Al respecto, detalló que el acusado “le decía el precio que debía cobrar” y luego utilizaba esa plata para “comprar estupefacientes”.

A partir de la presentación de la funcionaria, el juez Jorge Pegassano dispuso que M. F. continúe tras las rejas y abrió la puerta para que las partes soliciten nuevos estudios sobre la salud mental del presunto abusador. Mientras tanto, la causa seguirá en trámite para corroborar los delitos de abuso sexual con acceso carnal agravado y reiterado, promoción y explotación económica del ejercicio de la prostitución de una persona menor de edad agravada y corrupción de menores.





Comentarios