Ante el pedido del gobernador electo para que no se avanzara con las designaciones del personal, desde la Provincia aseguraron que no harán cambios hasta que termine la gestión.


Ante el pedido del gobernador electo Omar Perotti de congelar el pase a planta permanente de los trabajadores contratados, Miguel Lifschitz advirtió que en cuatro años no se han realizado modificaciones y que aun “hay 700 vacantes”.

Este jueves, el peronista pidió que durante la transición “no se avance con trámites administrativos correspondientes a designaciones de planta permanente, subrogancias, reencasillamiento, traslados, asignación de funciones y creación de estructuras a favor de actuales funcionarios políticos”.

Ante esta exigencia, Lifschitz sostuvo: “Nuestro compromiso es el de no hacer cambios hasta que termine nuestra gestión“.

En cuatro años no hemos aumentado la planta. Ha sido el único gobierno provincial en 35 años que no ha modificado la planta. Tenemos más de 700 cargos vacantes “, aclaró.

Para el gobernador, Perotti “lo dice como una medida preventiva porque siempre hay rumores”. “Los sindicatos siempre impulsan mejoras y particularmente cuando hay una transición“, consideró.

“A los gremios le hemos planteado que es posible si hay acuerdo político con el futuro gobierno y medios económicos“, advirtió.

En cuanto a la coyuntura nacional planteó que “el esfuerzo que hizo el Gobierno por una polarización extrema se le volvió en contra” y que el Frente de Todos “ha recibido la cantidad de votos necesarios para ser consagrados”.

”El resto del escenario político ha quedado abierto. El mejor candidato para encarnar una propuesta alternativa e incluso con chances de llegar a segunda vuelta es Roberto Lavagna”, cerró.





Comentarios