Según la Fiscalía, los encuentros sexuales ocurrieron entre junio y noviembre del año pasado.


Una mujer acusada de abusar sexualmente de un joven de 15 años, amigo de su hija, fue imputada y quedó en libertad con restricción de acercamiento.

“El delito que investigamos fue cometido entre junio y noviembre del año pasado, en fechas indeterminadas y de forma reiterada”, informó fiscal Yanina Tolosa en la audiencia. “Los hechos ocurrieron en la vivienda de la mujer en la ciudad de Santo Tomé”, dijo.

La funcionaria del Ministerio Público de la Acusación (MPA) le achacó a DRB, de 48 años, los delitos de abuso sexual con acceso carnal y el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Luis Octavio Silva, dispuso que quedara en libertad al no coincidir “en las condiciones en las que se consumaron los hechos”.

“Desde la Fiscalía entendimos que hubo amenazas y coacciones a la víctima, pero el juez consideró que no fue así. No obstante, atendiendo a que la víctima es menor de edad, el magistrado dispuso restricciones para la mujer”, agregó Tolosa. Y remarcó que “más allá de la situación procesal de la mujer imputada, la investigación que venimos realizando continuará su curso”.

La investigación se inició a partir de una denuncia realizada por la madre del adolescente el 14 de noviembre del año pasado en el Centro Territorial de Denuncias. Tolosa detalló que cuatro días más tarde, la mujer “brindó más detalles ante personal del área de Género de la Policía de Investigaciones”.





Comentarios