Además, se investiga la verdadera identidad de tres integrantes de la asociación ilícita porque tenían documentos truchos.


El líder de la banda de gitanos que realizaban estafas telefónicas quedará en prisión mientras avanza la investigación sobre tres de sus cómplices que tenían identidades falsas.

Los delincuentes utilizaban el “cuento del tío” para quedarse con el dinero de las víctimas, en su mayoría ancianos, que ascendería a “ocho millones de pesos entre estafas del año pasado y las de este año“.

El líder de la banda, detenido en Corrientes, fue imputado por organizar una asociación ilícita y se le atribuyeron hechos cometidos durante el 2018 en San Justo, San Javier y Santa Fe y este jueves la Justicia ordenó la prisión preventiva.

Es la voz, el que genera ‘el cuento’. Además, tenía a su cargo la distribución territorial de los grupos de buscadores y determinaba en qué momento y con qué vehículos se cometían los hechos“, contó la fiscal del caso, María Laura Urquiza.

Los otros cinco imputados también permanecerán detenidos, hasta tanto se realice la correspondiente audiencia para determinar si continúan en prisión preventiva.

Además, tres de ellos están bajo la lupa por falsear su identidad. “Hasta el momento, estamos en condiciones de asegurar que no son la persona que dijeron ser”, manifestó Urquiza.

“No es solamente una identidad falsa la que se han encargado de dar para esta investigación, sino que evidentemente llevan una vida dedicada a falsear datos y todo lo que uno encuentra en relación a ellos es de difícil comprobación“, completó.

Sólo hay rastro de su existencia en diversas causas penales que se les siguen en varias ciudades, en las que aparecen con distintos nombres. Sólo coinciden los rostros“, cerró.





Comentarios