Se trata de Diego Tuya, quien era titular de la seccional de Malabrigo y ex policía de la PDI. 


Diego Tuya, el ex comisario de Malabrigo acusado de abusar de una nena en la localidad de Reconquista, finalmente seguirá privado de su libertad. Lo decidió la jueza Claudia Bressán.

El ex agente policial está imputado por abusos sexuales gravemente ultrajantes en concurso ideal con facilitamiento de la corrupción de una menor desde que tenía 12 años y hasta los 13, y por abuso sexual con acceso carnal en concurso ideal cn la corrupción de esa misma víctima.

La menor era íntima amiga de su hija por lo que concurría habitualmente a la casa del alto jefe policial en el barrio Hospital de Reconquista.

Tras la audiencia, el fiscal manifestó que “se trató de una nueva imputación con mayores precisiones a la que ya se hizo” ya que luego de escuchar a la víctima y a sus amigas se tuvieron más detalles respecto a los hechos que se les imputa al sospechoso.

Al ser consultado sobre la decisión del magistrado de que Tuya permanezca tras las rejas, el fiscal precisó: “Nosotros pedimos que dada la condición de alto funcionario, ex PDI, ex Droga y Comisario con jerarquía, contactos y con ciertos indicios en la causa, en la cual había intentado influenciar sobre testigos, víctimas, etcétera, y ciertos hechos que ocurrieron en la investigación concretos, que demuestra y nos hace sugerir que hubo ciertas influencias en el proceso sobre testigos y víctimas, pedimos que quedara (encarcelado) y se dio lugar a la prisión preventiva, como debía ser, sin plazo”.

El representante del Ministerio Público de la Acusación sostuvo que aún está pendiente el peritaje de los teléfonos que fueron secuestrados.

Vale recordar que el ex comisario Diego Tuya fue detenido el jueves 13 de Junio de 2019 en su casa del barrio San Jerónimo del Rey. Se le imputan cinco hechos cometidos contra la víctima, desde que la chica tenía 12 años, que frecuentaba la casa del imputado porque era íntima amiga de su hija.

El fiscal informó que fueron sus amigas quienes convencieron a la joven de contarle lo ocurrido a su madre, quien inmediatamente radicó la denuncia.

A partir de allí se judicializó el caso, secuestraron los celulares y la psicóloga del Poder Judicial escuchó relatos de la víctima y sus amigas, lo que convenció al fiscal de que tenía los indicios necesarios para disponer la detención, lo que ocurrió en la noche del jueves 13 de Junio de 2019.

La jueza de Instrucción Penal Preparatoria Claudia Bressán dispuso la prisión preventiva hasta que se haga la cámara Gesell. Una vez cumplimentado el requisito, la magistrada confirmó tras la última audiencia que el imputado continúe tras las rejas.






Comentarios