Los cinco involucrados quedaron privados de su libertad tras la audiencia celebrada este martes en los Tribunales.


Cinco personas que integran una banda de gitanos presuntamente involucradas en estafas a personas mayores, seguirán detenidas por disposición del juez de Investigación Penal Preparatoria (IPP), Jorge Pegassano. Estiman que bajo la modalidad de “cuento del tío” habrían recaudado más de cinco millones de pesos.

La resolución se dio luego de una audiencia que tuvo lugar en los tribunales de Santa Fe e hizo lugar al pedido de la fiscal del caso, Laura Urquiza de la Unidad de Delitos Complejos.

Según consignó Aire de Santa Fe, los sospechosos son dos hombres y dos mujeres que están imputados por el delito de “asociación ilícita” y “estafas reiteradas en concurso real” ya que los investigadores lograron atribuirle un total de seis hechos. Además tratan de determinar si tienen relación con otras 24 denuncias y si habrían sido cometidas por otros integrantes de la organización que aún no lograron ser identificados.

Durante la audiencia, la fiscal reveló que el dinero recaudado mediante estas estafas asciente a un total de $5.600.000 aunque se estima que el monto podría ser mayor ya que la banda no sólo cometió este tipo de episodios en Santa Fe sino también en localidades como Funes, Roldán y provincia de Buenos Aires.

Según pudo establecer la Fiscalía “uno de los integrantes se contactaba telefónicamente con la víctima –generalmente de avanzada edad–, simulaba ser un familiar y le hacía creer que determinados billetes saldrían de circulación, que habría una devaluación o que se impondría un corralito bancario”.

Urquiza detalló que “el supuesto familiar le decía a la víctima que tuviera todos sus ahorros disponibles y que una persona pasaría a buscarlos por su domicilio”. Mientras tanto, “el integrante de la banda que llamaba a la víctima no permitía que se cortara la comunicación telefónica y seguía dialogando con la persona estafada hasta que un tercero pasaba por su domicilio y se llevaba el dinero”.

Hasta el momento, la Fiscalía pudo corroborar la participación de estos sujetos en seis hechos. El primero de los hechos que comprobó la Fiscalía fue cometido el lunes 13 de mayo cuando en horas del mediodía, un hombre se contactó con la víctima y simuló ser su sobrino. Este le dijo que venía un corralito y la mujer retiró de una entidad bancaria 263.000 pesos y 20.630 dólares que los entregó a un hombre en la puerta de la iglesia de la Inmaculada Concepción, frente a la plaza de Mayo.

El segundo hecho fue el jueves 30 de mayo. En ese caso, la víctima fue un hombre al que lo llamaron haciéndose pasar por su hijo. Le dijeron que su dinero perdería valor y que debía cambiarlo de forma urgente. Seguidamente, la víctima buscó 47.300 dólares que tenía guardados y se los dio a una persona que pasó por su casa a buscarlos.

Por su parte, a principios de junio, en horas del mediodía se contactaron con una víctima, simulando ser su nieto. Con el mismo modus operandi, le explicó que los dólares que tenía ahorrados perderían valor. Hecha la trampa, un hombre pasó por su casa y se llevó 10.187 dólares.

En cuanto al cuarto hecho, la víctima fue una mujer a la que le sacaron 40.000 dólares y 1.070 euros. Las estafas continuaron en otras dos oportunidades pero quedaron en “grado de tentativa” ya que en uno de los casos la víctima fue a la caja de seguridad bancaria en la que tenía guardado el dinero, pero no le quedaban dólares.

El último ilícito investigado por la Fiscalía fue uno en el cual la víctima fue una mujer, a la que le dijeron que hablaba su sobrino. La misma fue engañada diciéndole que el dólar estaba siendo devaluado y que había que cambiarlos en el Banco Nación.





Comentarios