La delantera de San Lorenzo denunció que sus colegas llevaban dos meses sin poder operarse los ligamentos cruzados.


La lucha por la profesionalización del fútbol femenino sumó este lunes un nuevo episodio en el que Macarena Sánchez cuestionó la postura de un club que no quería hacerse cargo de la cirugía de dos jugadoras. La deportista contó que decidió darles una mano para ir a pedir ayuda al gremio y contó que “en una hora les solucionaron el problema”.

Les están dando vueltas hace más de dos meses con las operaciones alegando ‘falta de plata'”, explicó la atacante sobre el reclamo que hasta ahora no tenía respuesta de parte de la entidad involucrada. Luego de su desembarco en San Lorenzo junto a otras 15 profesionales, subrayó que las instituciones tienen “la obligación de cubrir la totalidad” de los gastos de una intervención por lesión.

“En el caso de que los clubes se nieguen a hacerlo, en Futbolistas Argentinos Agremiados cuentan con asesoramiento legal gratuito para todas“, agregó la santafesina a la hora de difundir la historia para prevenir que la situación se repita. Sobre esta cuestión agregó que las entidades son responsables tanto en el caso de las que tienen contrato como las que no han firmado aún.

Luego de colaborar para atender a las jugadoras que habían sufrido rotura de ligamentos cruzados, Sánchez apuntó que el sindicato también cuenta con infraestructura y recursos sin costo destinados a la rehabilitación. “Es necesario que se informe al respecto y que las jugadoras sepamos nuestros derechos y también los beneficios que brinda nuestro gremio”, concluyó.






Comentarios