Los fiscales revelaron detalles sobre los eventos que ofrecía Sergio Daniel H., detenido en una pensión de Rosario.


La Justicia provincial ordenó este domingo mantener bajo prisión preventiva al presunto estafador denunciado por cobrar para fiestas que nunca se realizaron. Según los investigadores, ya hay 35 víctimas identificadas en la causa y no descartan que surjan nuevos casos.

Luego de ser imputado en los Tribunales de la capital este sábado, Sergio Daniel H. seguirá tras las rejas ante la sospecha de que engañó a decenas de personas y así cobró 656.750 pesos. En el expediente figuran 12 hechos registrados entre enero y octubre pasado, cuyas pruebas fueron presentadas por parte del Ministerio Público de la Acusación (MPA) tras su captura.

El hombre de 39 años fue arrestado el jueves por la Policía de Investigaciones (PDI) después de un fallido allanamiento en su vivienda de barrio Candioti. La pesquisa impulsada por los fiscales María Laura Urquiza y Leandro Lazzarini llevó a los uniformados hasta una pensión en Rosario, donde dieron con el organizador de eventos.

“Ocho de las 12 estafas fueron para la supuesta organización de cumpleaños de 15, dos para casamientos, uno para el cumpleaños de una mujer y otro para la fiesta de egresados de un colegio“, enumeraron los representantes del MPA en la audiencia ante el juez Nicolás Falkenberg. En cuanto al último episodio, agregaron que el curso de 24 alumnos ya había pagado un adelanto para los preparativos.

De acuerdo a los testimonios y pruebas recabadas hasta el momento, el falso productor se comprometía a hacerse cargo de todo lo que sus clientes requerían, desde la contratación del salón hasta el cotillón, pasando por el catering, la decoración, fotografía y video.

Una vez que tenía el dinero del anticipo, solía desaparecer. En otras oportunidades, decía que había que postergar el evento por problemas de agenda. Los funcionarios incluso revelaron una anécdota insólita sobre uno de los hechos mencionados. Según consta en la causa, “una mujer llamó a la víctima, se presentó como la madre del organizador y le dijo que no se iba a poder cumplir con el contrato porque su hijo estaba en terapia intensiva“.






Comentarios