Nicolás Z. contó que estaba junto a otros amigos con remeras de Unión cuando les dispararon desde un vehículo.


La multitudinaria fiesta por el aniversario de la fundación de Colón concluyó la madrugada de este domingo con múltiples denuncias sobre episodios violentos al margen de la actividad organizada por el club. El caso más preocupante registrado inicialmente fue el de un hincha de Unión baleado por simpatizantes sabaleros.

En el marco de una serie de disturbios que se registraron sobre Bulevar Pellegrini desde la noche del sábado, médicos del Hospital Cullen atendieron a las 22 a un joven de 29 años que había recibido un disparo en su pierna. Según su testimonio, los agresores abrieron fuego sobre el cruce con 1° de Mayo mientras estaba junto a un grupo de amigos vestidos con los colores del Tatengue.

Fuentes consultadas por El Litoral detallaron que Nicolás Z. ingresó consciente al centro de salud después del ataque. De acuerdo a su declaración, los agresores circulaban a bordo de un Renault Sandero y llevaban una bandera del Negro.

De acuerdo a los registros de la policía santafesina, esa misma esquina había sido escenario de una riña poco antes de la balacera. Allí el personal a cargo del operativo tuvo que separar a dos hombres que se estaban peleando y uno de ellos trató de agredir a los uniformados en el momento. El muchacho de 23 años fue demorado y luego quedó en libertad a disposición de la Fiscalía por resistencia a la autoridad.






Comentarios