La policía detuvo a tres personas, un comerciante mendocino y dos cómplices que viajaban a Buenos Aires.


La policía apresó a tres personas vinculadas al robo de la joyería de Oscar López Brancato el sábado en San Rafael y recuperó gran parte del botín que se llevaron los asaltantes.

Los detenidos están implicados en la causa por encubrimiento. Uno por adquirir las joyas robadas y los otros dos por intentar reducirlas.

En el procedimiento recuperaron 752 gramos de oro por un valor, según el precio en el mercado, superior a $1.300.000.

Los operativos comenzaron el martes en el Gran Mendoza en la búsqueda de los asaltantes y el vehículo que utilizaron para dar el golpe.

Entre las medidas que efectuó la policía, allanaron un local en la popular galería Tonsa y dieron con el comerciante. Los otros dos sospechosos fueron detenidos en el arco de Desaguadero en La Paz tratando de salir de la provincia. Viajaban a Buenos Aires en colectivo.

Además del oro la policía secuestro dos armas de fuego y también logró dar con el VW Voyage en el que se movilizaron los asaltantes.

El atraco a la joyería de Coronel Suárez 261 ocurrió el sábado a las 11 de la mañana. Tres asaltantes irrumpieron en el local y, además de cargar paños completos con alhajas de oro y plata y también dinero en efectivo entre pesos y dólares, golpearon sin piedad al dueño de la joyería y también a la hija.

Durante la fuga uno de los ladrones fue atrapado por un policía de civil que estaba justo en la zona.

Francisco David Zamora, de Las Heras, fue imputado por robo agravado por el uso de arma y lo trasladaron a la penitenciaría de San Rafael.



Comentarios