Con la inauguración de un nuevo penal, comenzaron a descomprimir la superpoblada y antigua unidad penitenciaria. 


La unidad carcelaria N° X El Cerrito en San Rafael se puso en funcionamiento con el traslado de 18 internos primarios (sin antecedentes de haber estado en el sistema penitenciario) y al mismo tiempo inicio el proceso para descomprimir la superpoblada y vieja cárcel sanrafaelina.

El penal de avenida Mitre es de hace 80 años y está excedida en la capacidad en un 40%.

De un total de 330 presos que puede albergar, actualmente mantiene recluidos a 460 internos.

Unidad Penal N° X El Cerrito, de San Rafael (Prensa Mendoza)

Detrás de los muros hay 12 pabellones. Dos están destinados a los presos por distintos tipos de abuso, 9 para aquellas personas que cometieron distintos tipos de delitos (homicidios, robos, hurtos entre otros tantos) y 1 pabellón exclusivo para mujeres.

El deterioro de la estructura es considerable y más cuando en una celda en la que deberían estar alojados 3 presos hay 6.

“Hay pabellones que la mejor opción sería tirarlos y reconstruirlos porque el ciclo de mantenimiento es más lento que la destrucción. Además está el problema que no podemos hacer el mantenimiento con la gente dentro”, sostuvo Roberto Mango, director de la penitenciaría.

Unidad Penal X El Cerrito, de San Rafael (Prensa Mendoza)

El funcionario aseguró que el envió de los 18 detenidos a El Cerrito, la cárcel más nueva que hay en Mendoza por estos días, estará acompañado del traslado de unas 40 personas a la cárcel federal en Mendoza.

“Obviamente va a colaborar para bajar el cupo el llevar los presos federales a Mendoza, como así también la inauguración de Almafuerte II, que está próxima, va a hacer que podamos retirar unas 20 personas que están alojadas en San Rafael pero vienen de Mendoza y también del Valle de Uco”, detalló.






Comentarios