El ex ministro habló de consensos pero mantiene el hermetismo sobre su candidatura. "Hablemos mejor del futuro del país", dijo. 


En el segundo día de Expoagro, que coincidió con la visita este miércoles del presidente Mauricio Macri, también dijeron presente el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, y el economista Roberto Lavagna, dando cuenta de la alianza política que los reúne.

En conferencia de prensa, destacaron que “más allá de las candidaturas, lo importante es poder construir un proyecto común, lograr coincidencias de dirigentes de distintos sectores políticos con un mismo objetivo”. “Seguramente vendrán candidaturas que reflejen ese proyecto construido sobre la base de muchos acuerdos”, refirió el santafesino.

Al momento de analizar la situación económica, Lavagna no vaciló: “En lugar de vivir hablando de cuánto va a venir del exterior, hay que pensar cómo hacemos para que no se vaya lo que se está yendo: el año pasado 20.000 millones de dólares, el anterior 15.000. Hay una palabra que se llama ajuste o una que es crecimiento. Pero hace meses o años que lo único que escuchamos es ajuste. Hay que ponerse a hablar de crecimiento”.

En tono de campaña, dejó en claro que “la economía argentina no se resuelve por la vía del ajuste” y señaló que “hay que bajar la presión tributaria y mejorar la productividad”.

De recorrida por Expoagro con el intendente local, Manuel Passaglia.

Cuando se le preguntó por su precandidatura presidencial, pidió “hacer un acuerdo” y quitar la palabra “candidaturas” del diccionario: “En algún momento volverá, pero ahora hablemos del futuro del país”. Y puso como ejemplo una metáfora: “¿Usted cree que en el campo se pone adelante el carro y atrás el caballo? ¿O lo hace al revés? El caballo va adelante. Y eso son las búsquedas de consenso, los programas, el proyecto de país”.

Dentro de esos proyectos, Lavagna también mencionó propuestas que “van más allá de lo económico”. Planteó que la educación “tiene que volver a manos de la Nación”, y en temas de seguridad habló del “puño cerrado para defender cuando hace falta defenderse. Ni la manito flaca, ni el gatillo fácil”.






Comentarios