Tres jóvenes de 16, 20 y 22 años quedaron imputados por el hecho. Se montó un operativo cerrojo y pudieron recuperarlo. 


Este fin de semana, personal de la Comisaría Primera recibió una denuncia por el robo de un auto en inmediaciones de Pringles al 500.

El vehículo, un Fiat Palio de color blanco, estaba estacionado en la calle, situación que aprovecharon los malvivientes para hacerse del rodado. Inmediatamente se montó un operativo cerrojo y lograron divisarlo por avenida Morteo y San Lorenzo, en zona del macrocentro. 

Tres jóvenes de 16, 20 y 22 años quedaron imputados por el hecho y se labraron actuaciones por robo agravado de vehículo en la vía pública. Esa misma noche, también otros dos menores fueron demorados tras haber cargado contra la policía luego de evadir un control de tránsito. Uno de los adolescentes portaba un arma y disparó, aunque sin éxito. 






Comentarios