El roedor que transmite el virus es específico de la zona cordillerana. Se trata de una especie silvestre, fácilmente reconocible por su larga cola. 


La confirmación de un nuevo caso de hantavirus en San Pedro despertó el alerta entre los nicoleños. Actualmente, el hombre permanece internado en una clínica privada y su evolución es favorable. Al parecer la cepa no se corresponde con la del brote que tuvo centro en Epuyén, y desde el municipio llevaron tranquilidad.

“Los casos registrados hasta el momento no suponen un escenario de alarma en virtud de que el roedor que transmite el virus es específico de la zona cordillerana”, indicaron.

Se trata de una especie silvestre, fácilmente reconocible por su larga cola, que se alimenta más que nada de plantas que crecen en el sur. Asimismo, las autoridades de la Dirección de Control Sanitario recomendaron mantener la vivienda limpia, eliminando todos los elementos en desuso que puedan servir para su nidación, como así también acampar lejos de malezas y basurales, no dormir directamente en el suelo y evitar la acumulación de leña o madera. 

Quienes presenten síntomas, ya sea fiebre, dolores musculares, escalofríos, cefaleas, náuseas, dolor abdominal o diarrea, deben concurrir rápidamente al efector más cercano y evitar en lo inmediato el contacto estrecho con otras personas.






Comentarios