"Se trata del 6% aproximadamente del total de usuarios", refirieron desde EDEN. 


En la ciudad se registraron más de 5 mil casos de fraudes eléctricos entre conexiones directas monofásicas o trifásicas y adulteración de medidores. “Se trata del 6% aproximadamente del total de usuarios”, sostuvo el ingeniero Germán Freiberg, gerente segundo de EDEN.

En este último tiempo, se realizaron un total de 7300 inspecciones por fraude o presunto fraude en el marco del programa de detección de consumo ilegal de energía eléctrica.

Según contó Freiberg, el centro es la zona que se tiene más controlada y “en los barrios está la mayor incidencia de conexiones directas”. Esa irregularidad representa un grave peligro para la seguridad de las personas y provoca también un claro deterioro en la calidad del servicio, induciendo a cortes y baja tensión. En lo económico, es la propia empresa la que absorbe las pérdidas.

“La prioridad de EDEN es la reducción del riesgo que representa tanto para el usuario como para los demás vecinos. Se busca normalizar la situación, que se termine con la clandestinidad”, refirió. Asimismo, dio cuenta de que habilitaron un canal de atención para denuncias anónimas: hay que enviar un correo electrónico a atencionalusuario@edensa.com.ar, donde pueden adjuntarse además imágenes y todos aquellos datos que aporten a la prestataria.

Por otro lado, anunció que las próximas facturas ya van a llegar con los consabidos aumentos.






Comentarios