La víctima fue una jubilada. Para Año Nuevo un vecino también denunció un robo y hay preocupación en el barrio. 


La ola de robos post Año Nuevo no se detiene y esta vez la víctima fue una jubilada. Sujetos ignorados aprovecharon que no estaba en su casa y se alzaron con efectivo.

El hurto se produjo durante la noche del sábado, entre las 20:30 y las 21:30 aproximadamente, tiempo en que la mujer se ausentó. Según informaron fuentes policiales, la modalidad es casi siempre la misma: operan en soledad y para entrar barretean puertas y ventanas. Ocurrió por Necochea al 600, entre Balcarce y Brown.

Justo para las fiestas, en barrio Mosconi, una joven madre también sufrió el embate de los ladrones. Dejó su casa cerca de las 19:30 para celebrar la llegada del 2019 en familia, pero en medio de la celebración, un vecino le avisó que le habían robado. “Hace un año que mi hija está viviendo ahí, pero los vecinos ya han sufrido el accionar de los delincuentes en otras oportunidades”, declaró la madre de la chica. 

Así quedó el dormitorio tras el robo. (Flash 24)

El mismo modus operandi, pero con la diferencia de que ahora fueron por plata. El dormitorio de la víctima quedó todo revuelto, con ropa desparramada, como si supieran que ahí estaba el dinero. Lo curioso es que no se registró el faltante de otros objetos. Los malvivientes continúan prófugos.






Comentarios