En el predio se construirá un espacio de uso común para todos los nicoleños, tal como lo confirmó el intendente Manuel Passaglia. 


En la manzana que se encuentra delimitada por calles Sarmiento, Bustamante, José Ingenieros y La Alameda viven 23 familias en situación precaria y en terrenos usurpados desde hace décadas. Tras un intenso trabajo del Municipio se logró reubicarlas y para principios de noviembre ya podrían tomar posesión de sus nuevas viviendas.

Se construyeron detrás del Skate Park, por Alberdi y Botet, y cuentan con todos los servicios. Los nuevos propietarios deberán pagar una cuota social por mes.

“El equipo de asistentes sociales fue charlando con cada una de las familias, ganando la confianza, y ellos veían que se iba cumpliendo con todo lo que se les decía. Era con seguridad que les iban a dar una vivienda, con la ubicación y dirección exacta, otras ya fueron relocalizadas. Al ver ubicadas a las primeras familias, se generó un lazo de confianza”, confió María Rosa Méndez, Secretaria de Acción Social.

Paralelamente, las máquinas trabajarán demoliendo la totalidad del asentamiento frente al Santuario y allí se construirá un espacio público de uso común para todos los nicoleños, información confirmada por el intendente Manuel Passaglia.

También desaparecerá el triángulo de Guardias Nacionales y la cortada Cafiero y la Policía Local se trasladará frente al Hospital de Zona Norte. “El Municipio los acompaña, los asesora y para los casos que deseen ampliar la casa otorgada, se les acercan los planos para seguir un mismo estilo”, explicó la funcionaria. 

(Fotografía: El Informante)






Comentarios