Varias fueron las medidas de fuerza que se encabezaron durante los últimos dos años por incumplimiento salarial, todavía sin solución. 


Crece la tensión en la Clínica San Nicolás, y por estas horas una nueva medida de fuerza amenaza con paralizar la actividad en el sanatorio céntrico.

Los empresarios se habían comprometido a pagar el 40% de los salarios, pero desde el gremio denunciaron incumplimientos: “Nos van pagando un puchito por semana y nada más. Con eso vos tenés que vivir todo el mes”. A ello se suma que el personal está sin ART y sin cobertura médica. En total, les adeudan nueve meses sumados todos los aguinaldos desde 2016.

Por su parte, el abogado Ramón Emunizaga, que representa a unos 40 trabajadores, sostuvo en diálogo con El Norte que impulsará en principio un amparo colectivo aunque no descarta en lo inmediato profundizar las acciones.

Si no se puede cancelar la deuda, si esto no se soluciona, voy a pedir el concurso de acreedores. La gente hace dos años que viene cobrando el sueldo con quita, ahora cobra entre el 20% y el 30%. Casi 90 empleados se encuentran en esta situación. Hoy cobran $1000 o $1500 por semana. Desde 2016 se efectivizan los salarios con quita, aunque se fue haciendo cada vez más progresivo. Por lo que sé, la clínica tiene embargos pero particulares”, explicó el letrado.

Los responsables administrativos volvieron a condicionar el pago al cumplimiento del desembolso de las prestaciones de PAMI. Sin embargo, el titular de la agencia local desmintió que hubiera retraso. “El problema es que la clínica tendría sus cuentas cedidas, por lo que no pudo disponer del dinero hasta tanto los administradores no liberaran los pagos”, refirió José María Pellegrini.




Comentarios