La denuncia de los familiares fue clave para poner al Municipio sobre aviso. El evento había sido difundido por redes sociales. 


Una fiesta clandestina en el camping “Las Manos”, en Ramallo, terminó este fin de semana con intervención policial luego de que al menos dos familias reportaran la desaparición de sus hijos.

El evento había sido promovido por las redes sociales, pero no se especificaba la locación exacta.

En medio de la incertidumbre por haber perdido conexión, fue el propio secretario de Seguridad, Martín Maidana, quien ratificó que se reportaron dos casos puntuales de averiguación de paradero. “Una joven que ya se encontraba en San Nicolás estaba sin comunicarse con sus padres desde el viernes por la tarde y otro muchacho que asistió a la fiesta había apagado el teléfono”, puntualizó.

A ello se sumaron publicaciones generando mayor desconcierto y obligó al Municipio a tomar cartas en el asunto. “Se va a dar curso a las autoridades habilitantes para que realicen un control en los próximos días y no se vuelva a repetir un episodio similar”, señaló el subsecretario de Gobierno, Juan Carlos Maciel. 

El funcionario confirmó, además, que “aplicaremos sanciones en lo inmediato”. Los dos jóvenes pudieron ser rastreados y se encontraban en buenas condiciones de salud.

(Fotografía: Ramallo Informa)




Comentarios