Los ediles Luis Macagno y Ayelén Mazzina querían constatar el estado de los colectivos. 


Este lunes por la mañana los ediles Luis Macagno y Ayelén Mazzina, esta última es la titular de la Comisión de Transporte del Concejo Deliberante de San Luis, no les permitieron entrar a chequear el estado de los micros de la empresa de transporte urbano de la capital puntana, Transpuntano. Los choferes reclaman de que están en mal estado. 

El objetivo de ellos era constatar que los dichos de los choferes eran ciertos, pero las puertas del taller de Transpuntano en la ruta provincial 3, no se abrieron. Según El Diario de la República fue por orden de los directivos.

El lunes, mas temprano, Ivan Piñeyro, el secretario General de la UTA San Luis, junto con un grupo de choferes fueron hasta el Concejo Deliberante para dialogar con los concejales que integran la Comisión de Transporte y contarles las problemáticas. 

Ellos están muy preocupados por el estado de los colectivos, reclaman la reincorporación de dos compañeros que fueron despedidos, por el cumplimiento de los aportes patronales y el pago de contribuciones sociales, que aún les adeudan. 

El concejal Macagno expresó: “Estamos trabajando con la Comisión de Transporte, junto a la presidenta. Hoy se presentaron cerca de 40 trabajadores junto a los delegados gremiales y plantearon la gravísima situación de las unidades de Transpuntano y algunos otros reclamos. Ellos nos invitaron a venir a constatar el estado de los coches y por orden del gerente de la empresa no nos dejaron ingresar. Me parece muy grave esta situación y trabajaremos con mucha fuerza para saber el verdadero estado de la empresa”.

Transpuntano

Luego añadió que “habrá que compartir toda la información con el resto de los concejales. Hay situaciones muy graves de la empresa que tenemos que atender. Ellos plantean que la empresa no llega a fin de año y proponen dos salidas. Llamar a una nueva licitación para que la tome una firma privada o conformar una cooperativa. Según los trabajadores la situación de Transpuntano es gravísima”. 

“También denunciaron el despido de dos trabajadores. Uno de ellos tiene un hijo discapacitado y a raíz de la falta de pagos a los aportes que hacen las autoridades de Transpuntano a su hijo le cortaron la obra social, vino a reclamar porque no puede costear el tratamiento y por eso lo despidieron. Hay una falta de humanidad total por parte de la empresa”, explicó el edil y concluyó: “No nos dejaron ingresar. Se ve que los directivos de la empresa no quieren que veamos algo. Se ve que lo que dicen los trabajadores es verdad”.






Comentarios