Ponce fundamentó la necesidad de actualizar otra vez la tarifa porque no reciben el subsidio por parte del Gobierno de San Luis. Concejales pedirán que se declare la emergencia económica.


El martes el presidente de Transpuntano, Carlos Ponce, se reunió con los concejales en el marco de una serie de encuentros pautados para analizar el aumento del boleto que será tratado en el recinto el 14 de febrero. Por otra parte el intendente de la capital puntana, Enrique Ponce, ya había denunciado hace una semana que la administración de Rodríguez Saá “no transfiere” los recursos que recibe de la Nación a las empresas.

Ante la falta de dicho subsidio por parte del Gobierno de San Luis, la Municipalidad solicitó el incremento de la tarifa de $25,80 en una primera etapa, y luego un incremento que llevaría el valor a $29,70 desde julio.

Reunión entre concejales y el presidente de Transpuntano.

Carlos Ponce durante el encuentro explicó los costos que tiene la empresa y cómo un boleto a 25,80 pesos hasta junio y de 29,70 hasta diciembre sería el “punto de equilibrio” para que se puedan pagar los sueldos de los 340 empleados que tiene la empresa y el combustible que gastan en todas las unidades. La reunión develó que Transpuntano, por ser una Sapem, no paga impuestos provinciales, en cambio sí abona tasas y servicios municipales. En el Concejo se propuso pedir la emergencia económica de la firma para tratar de paliar la crisis. La medida permitiría que la compañía no pague tasas municipales y además la habilitaría para hacer modificaciones en los recorridos, según informó El Diario de la República.

Luego la concejal por el bloque Frente Unidad Justicialista, Daniela Serrano, expresó que: “La empresa tiene un problema económico y financiero por los recortes que el Gobierno Nacional hizo en todo el país; lo que tenemos que discutir es cómo lo resolvemos. Hay que darle una solución política. Tengo la convicción de que esto no debe recaer sobre los usuarios. Presentamos una interpelación, antes del pedido de aumento, en parte por el conflicto que tuvieron en diciembre con los trabajadores”.

“El boleto gratuito, según la ordenanza, debe ser pagado enteramente por el Municipio. Pero el intendente cuando hizo su petición en la Cámara de Diputados, previendo la situación de los recortes de los subsidios, presentó un documento donde manifiesta públicamente que el Municipio le está pasando a Transpuntano un 50 por ciento, es decir que se está incumpliendo la ordenanza. Lo que quiero saber es si ratificás esa información o no”, preguntó Serrano y según el medio local mencionado Ponce respondió que: “No sabría decírtelo en este momento. Facturamos lo que dice el sistema. Se contempla el aporte del Municipio, sino tendría que valer entre 36 y 38 pesos“. 

Reunión entre concejales y el presidente de Transpuntano.

Serrano insistió en que: “Este es un problema político, hoy estamos discutiendo un aumento brutal y más adelante terminaremos discutiendo el sostenimiento del boleto gratuito para estudiantes y jubilados. Me alarma la imposibilidad de decir cuánto dinero o porcentaje pasa el Ejecutivo municipal para el cumplimiento de esta ordenanza”.

Por su parte, el concejal por el bloque unipersonal Identidad Popular, Luis “Piri” Macagno revisó las planillas que envió la empresa con los gastos que tiene y detectó que Transpuntano le paga a la Municipalidad tasas y servicios, y un canon por la prestación del servicio: “Me parece que el Ejecutivo también tiene que hacer un esfuerzo, no solo los usuarios de la ciudad de San Luis a través del pago del boleto. Es una situación de crisis total del sistema de transporte. Ya no estamos hablando de un aumento que tiene que ver con los costos, sino que a partir de enero dejaron de recibir el 42 por ciento de sus ingresos que venían de subsidios nacionales. Todos sabíamos que se venía el corte de subsidios, no nos estamos sorprendiendo, pero sí parece que hubo una falta de previsión y de planificación respecto del tema”, indicó.

“Hay que tomar las responsabilidades que al Ejecutivo municipal le atañen y en este sentido vamos a presentar un proyecto para declarar la emergencia del sistema de transporte y al mismo tiempo eximirlos de las tasas y servicios y del canon municipal”, dijo con firmeza y aseguró que cuando se vaya a recalcular un futuro aumento esos ítems no van a ser contemplados.

“Creo que les faltó imaginación y plantearon como única solución llevar el boleto a 30 pesos. Me parece que hay que poner un poco de cada uno, de su inventiva y buscar herramientas para que no sea el usuario el que tenga que subsidiar plenamente la política de transporte del Municipio. Es responsabilidad exclusiva del Ejecutivo y entiendo que está muy ausente en este tema. La empresa está haciendo un esfuerzo enorme, pero no vemos ningún tipo de iniciativa o de solución alternativa por parte del Ejecutivo municipal”, afirmó Macagno.

Por otra parte, según informó El Chorrillero, Carlos Ponce aseguró que: “Nuestra empresa es sólida, económicamente viable, no tenemos inconvenientes en cumplir las obligaciones a nuestros acreedores. Sólo hemos tenido problemas en diciembre, que son de público conocimiento, pero gracias a Dios hemos podido solucionarlo con lo cual desde ahora vamos a seguir la historia de pago en tiempo y forma, como siempre ha tenido Transpuntano”. 

El subsidio al transporte​

Desde que el Gobierno nacional replanteó la política de subsidios incorporando un fondo compensador, los costos de combustible, repuestos, sueldos, deben abonarse bajo un concepto de independencia en el manejo de los fondos.

Esta autonomía permite que provincias y municipios puedan acceder al efectivo necesario para cubrir los costos que antes se distribuían bajo una metodología subsidiaria. Sin embargo en San Luisel Gobierno de Alberto Rodríguez Saá no entrega los recursos que provienen de la Nación a las empresas y ello deriva en un impacto que se traslada posteriormente al bolsillo de los usuarios.

Hasta el momento no hay novedades que garanticen la transferencia de los fondos nacionales por parte de la Provincia a Transpuntano.

Sin embargo, provincias como Santa Fe, San Juan, Mendoza, Río Negro, Córdoba, Jujuy, Catamarca, Tucumán, Chaco, entre otras, optaron por un manejo autónomo de los fondos destinados al transporte.






Comentarios