"¿Me lo pidieron a mí?, bueno acá estamos" dijo el Gobernador de San Luis a los periodistas. La última conferencia ofrecida fue hace dos años.


El jueves a la tarde un grupo de periodistas puntanos le presentaron una nota al gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, pidiéndole una conferencia de prensa para que todos tengan acceso a la información. La ultima que ofreció fue hace dos años.

Según informó El Chorrillero, el mandatario respondió: “¿Me lo pidieron a mí? bueno acá estamos”; luego de que un periodista le preguntara si a partir de ahora se produciría una mayor apertura a la prensa en lo que respecta a toda la comunicación institucional, hoy blindada y limitada.

“Cuando me han pedido una nota se las he dado”, respondió con un poco de sorpresa. Después el colega le contó que se había presentado una nota planteando las inquietudes a partir de lo dificultoso que es conocer los actos del Gobierno a través de los funcionarios o jefes de prensa.

Justamente el jueves un grupo de periodistas hizo ingresar formalmente la nota al Gobernador.

Después se lo noto incomodó al mandatario cuando un periodista le añadió que sus funcionarios no atienden los teléfonos: “Esa es una opinión tuya, no hemos cortado nada”.

De esa manera, Rodríguez Saá se interiorizó que al menos unos 40 periodistas habían presentado una carta al secretario General de la Gobernación, Alberto Rodríguez Saá (h) preocupados, en primer lugar porque se convoca a conferencia de prensa pero no son convocados todos los periodistas.

También se expresó la necesidad de mantener una reunión: “Bueno los vamos a escuchar”, fue el compromiso. Al final recibió una copia y se comprometió “a estudiarla”.

En la carta plantearon los problemas que se presentan para acceder a la información del Gobierno provincial:

San Luis, 27 de diciembre de 2018 Señor Secretario General de la Gobernación Alberto Rodríguez Saá (h) Los abajo firmantes nos dirigimos a usted con el fin de solicitarle que TODOS los periodistas, comunicadores y trabajadores de la prensa seamos invitados a las conferencias de prensa que se organizan desde el Gobierno Provincial.

Este reclamo se fundamenta en una serie de conferencias a las que solo han sido invitados algunos pocos medios, generalmente televisivos, dejando de lado a la gran mayoría de los trabajadores de las radios y páginas web.

Por el grupo de Whatsapp de Prensa Institucional del Gobierno de San Luis se han pedido explicaciones con respecto al criterio para seleccionar cuáles medios son notificados de las conferencias y cuáles no, pero no hemos obtenido respuesta de ningún tipo.

A través del ya mencionado grupo, donde años anteriores se notificaban en tiempo y forma todas las conferencias del Poder Ejecutivo, hoy no se recibe ningún tipo de notificación o convocatoria, salvo las de la Secretaría de la Mujer y el Programa Cultura.

Estos son tan solo algunos ejemplos de las conferencias de prensa para unos pocos que se dieron en las últimas semanas: – Conferencias de prensa del ministro de Gobierno, Eduardo Mones Ruiz, el 26/11, 29/11 y 10/12. No fueron comunicadas previamente a través del grupo de WhatsApp de Prensa Institucional ni notificadas a la mayoría de la prensa.

– Conferencia de prensa del ministro de Desarrollo Social, Federico Berardo, del martes 11/12. No fue comunicada previamente a través del grupo de WhatsApp de Prensa Institucional ni notificada a la mayoría de la prensa.

– Conferencia de prensa del jefe de Policía, Fabricio Portela, el jueves 6/12. No fue comunicada previamente a través del grupo de WhatsApp de Prensa Institucional ni notificada a la mayoría de la prensa.

– Conferencia de prensa de la ministra de Educación, Paulina Calderón, el 7/12. No fue comunicada previamente a través del grupo de WhatsApp de Prensa Institucional ni notificada a la mayoría de la prensa.

– Conferencia de prensa de Rodrigo Verdugo, jefe del programa Programa Epidemiología, el miércoles 12/12. No fue comunicada previamente a través del grupo de WhatsApp de Prensa Institucional ni notificada a la mayoría de la prensa.

– Invitación al acto de lanzamiento del crédito para taxistas, encabezado por el ministro Mones Ruiz el pasado viernes 14/12. No fue comunicada previamente a través del grupo de WhatsApp de Prensa Institucional ni notificada a la mayoría de la prensa.

Tampoco es posible obtener entrevistas o contacto con autoridades de este Gobierno, respuestas o un análisis que sirva para conocer la posición de la provincia ante anuncios nacionales o eventos significativos o cualquier consulta de orden periodístico. Normalmente nos quedamos con que la Agencia de Noticias San Luis no sabe nada y que no hay posibilidad de contactar a ninguna autoridad para conocer si hay un deliberado silencio ante los anuncios o los eventos, o si luego habrá algún tipo de expresión. Hay otros problemas, como cierta confusión que llega a generarse con la información oficial o el silencio de los referentes de prensa de cada área o ministerio, si es que lo tienen, y la paralela difusión de otra que no lo es.

Estamos advirtiendo, Señor Secretario General, falta de profesionalismo y de rigor en la transmisión de las informaciones oficiales, una falencia que debería estar superada.

Por otra parte, se producen de continuo situaciones inadmisibles en las que los funcionarios deben ser “autorizados” por los responsables de prensa para realizar declaraciones de algún tipo.

Ese sistema, que lo impuso el anterior gobierno debe erradicarse por improcedente, sin perjuicio de la legitimidad que le asiste al gobierno de fijar políticas, entre ellas las de difusión. Ocurre en este caso, que no hay política, no hay plan, no hay fines, sino un mero impedimento para el libre trabajo del periodismo, para la exclusión inopinada de medios y trabajadores de prensa. No hay nota, no hay información, no hay datos, no hay acceso a lo público para periodistas que no gozan del favor de determinados ministros y/o sus jefes de Prensa.

No puede admitirse que los funcionarios no expliquen sus actos, que hagan como si NO hubieran procedido, cuando luego se sabe y se conoce el hecho. Podemos llegar a admitir que haya funcionarios que sean sigilosos con la oportunidad política de aparecer públicamente, o no dispuestos a exponerse, incluso a sentirse incómodos ante determinados periodistas, pero de ninguna manera eso los exime de informar sobre sus actos y las razones de lo hecho o por hacer. Es insólito que habiendo responsables de prensa en cada ministerio, no se consiga la información DE LO QUE SE HACE, que se escondan expedientes, que los funcionarios se muestren temerosos, que se sientan comprometidos o al borde del abismo de perder sus cargos si los aborda un periodista.

Es torpemente obvio, señor Secretario General. Y también es una vía para la discriminación y la censura que nos habilita para recurrir a las instancias disponibles para advertir acerca de la vulneración del acceso a la información, el derecho del ciudadano a ser informado y al ejercicio de la actividad periodística y la libertad de prensa. Teniendo en cuenta que la publicidad de los actos de Gobierno es una responsabilidad consagrada en el artículo 33 de nuestra Carta Magna y expresamente consagrados por Tratados Internacionales como el Pacto de San José de Costa Rica y el Pacto de Derechos Civiles y Políticos. Además de otras normativas vigentes como por ejemplo la Ley de Ética Pública entre otras.

En la misma línea, para garantizar la adecuada difusión y publicidad de los actos de Gobierno y el derecho de los ciudadanos a ser informados, se ha expresado convenientemente y oportunamente la Corte Suprema de Justicia de la Nación, sentando jurisprudencia en varias causas emblemáticas, como Editorial Perfil S.A, La Cornisa Producciones, Diario Río Negro entre otras, vinculadas a la distribución equitativa de la pauta oficial.

Le requerimos, Señor Secretario General, nos conceda a la brevedad una audiencia colectiva a los fines de poder profundizar acerca de los inconvenientes planteados y sus soluciones.

Todos los firmantes somos periodistas en ejercicio real de la profesión de manera continua, diaria. Trabajamos con la información del día, del momento, de lo que está por suceder. Necesitamos esas informaciones del gobierno, que en los regímenes republicanos deben estar disponibles sin retaceos.






Comentarios