Se presentó en la Comisaría 37ª y explicó que sufrió una crisis de nervios por problemas económicos y que por eso se fue a Córdoba.


Marcela Rodríguez era buscada por la Policía de San Luis desde el viernes 7 de septiembre, luego de que partiera al centro puntano a ultimar detalles para la fiesta de 15 de su hija, que iba a celebrarse el sábado a la noche. Como la mujer no volvió su familia muy angustiada ratificó una denuncia de paradero.  Sin embargo la mujer se presentó el lunes a la mañana en la Comisaría 37ª y explicó que sufrió una crisis de nervios por problemas económicos y que por eso se había ido a Córdoba.

Marcela Rodríguez

La mujer de 47 años desapareció un día antes del cumpleaños de 15 de su hija y recién el domingo lograron contactarse con ella, quien afirmó que se había ido por el estrés de no poder terminar de pagar la fiesta de cumpleaños y afirmó que no regresaría a San Luis hasta este el lunes.

Según argumentó Marcela, la falta de dinero para saldar las cuentas de la fiesta la hicieron entrar en una crisis nerviosa y, tras salir de su casa en el barrio Los Lapachos, de la ciudad de La Punta, el viernes a la tarde, decidió sobre la marcha viajar a Buenos Aires, de donde es oriunda.

Marcela Rodríguez junto a su hija.

El subjefe de la seccional 37ª, subcomisario Ismael Sosa informó a El Diario de la República que, al no contar con dinero suficiente, Rodríguez finalmente decidió viajar a Córdoba a la casa de un hombre del que no quiso revelar la identidad.

Mirá también: Una mujer huyó porque no podía pagar la fiesta de 15 de su hija

La Policía había logrado contactarse con ella el sábado a la madrugada, pero a pesar de sus explicaciones, los investigadores resolvieron dejar activa la solicitud de paradero hasta tanto supieran que Marcela estaba bien y, sobre todo, de que no había sido obligada a irse. Tras explicar en persona lo que ocurrió y ser revisada por un médico, Rodríguez regresó a su casa con su familia, a la que seguro también deberá dar explicaciones.




Comentarios