A casi cuatro años del asesinato de Romina Aguilar, el martes inicia el juicio a Diego Lorenzetti y a los dos acusados. Está previsto que declaren 159 testigos.


El exintendente de La Calera, Diego Lorenzetti, será juzgado la muerte de su esposa, Romina Aguilar, quien fue asesinada el 30 de enero de 2016. El martes inicia el juicio contra los tres sospechosos.

Leandro “el Bocón” Vílchez y el brasilero Edivaldo de Oliveira Pereira habrían sido quienes perpetraron el crimen y luego se dieron a la fuga en moto. En tanto que el exjefe comunal sería el autor intelectual del hecho. El fiscal de Instrucción en la causa, Esteban Roche solicitó la pena de prisión perpetua para todos.

La víctima, Romina Aguilar.

Lorenzetti está acusado de “homicidio calificado por el vínculo, por mediar promesa remuneratoria y por el uso de arma de fuego“. Los supuestos autores del hecho: Edivaldo de Oliveira Pereira y Cristian Leandro Vílchez, están procesados como coautores del “homicidio doblemente calificado por mediar promesa remuneratoria y uso de arma de fuego“.

Son 159 los testigos que declararán en las distintas audiencias que, estiman, se extenderán hasta el 13 de diciembre. También expondrán pruebas científicas que tanto la Justicia como la Policía recopilaron. 

La fiscal de la Cámara, Carolina Monte Riso, solicitó que les realicen pericias psicológicas a los tres acusados. Además, que “se envíe un oficio a los juzgados de instrucción por una denuncia de amenazas de muerte hacia la esposa de uno de los imputados”.

El hecho

El 30 de enero del 2016, cerca de las 6.30, Romina Celeste Aguilar (32) salía de su vivienda ubicada en la manzana 78 del barrio Faecap, en la Ciudad de San Luis. La mujer iba a cursar el nivel secundario con el Plan de Inclusión Educativa (PIE) en La Calera, cuando le arrebataron la vida. 

La víctima terminaba de sacar su vehículo de la cochera, un Renault Duster, cuando recibió un disparo en el pecho y otro en la cabeza. Los asesinos se dieron a la fuga en una motocicleta.




Comentarios