El caso Guidugli conmocionó a todos los puntanos. La fiscal de la Cámara había pedido que lo condenaran a 12 años de cárcel.


El jueves finalmente la Justicia puntana condenó a Federico Guidugli a ocho años de prisión por abusar de las dos hijas de su ex pareja, cuando eran menores de edad

Si bien la fiscal de Cámara, Carolina Monte Riso, había solicitado la condena a 12 años de cárcel por los delitos de: “Abuso sexual simple agravado por la convivencia preexistente”, en el caso de una de las menores, y por “Abuso sexual gravemente ultrajante, agravado por la convivencia preexistente” en caso de la otra.

Federico Guidugli escrachado.

El tribunal encuadró los hechos de manera diferente a como se los había considerado previamente durante la Instrucción de la causa, informó El Diario de la República.

Aldo Giuliani, defensor de Guidugli, pidió que lo absolvieran o que encuadraran el caso en un hecho de abuso sexual simple. 

Durante el mediodía del jueves Federico Guidugli se sentó frente al tribunal, declaró y negó los hechos. Incluso el acusado dijo que él no era el monstruo que creó la familia de su ex, que lo denunció en 2016.

El caso Guidugli

Federico Guidugli era empleado bancario, un hombre conocido en San Luis, y en el 2016 fue procesado por abusar sexualmente a las dos hijas de su ex pareja, que en ese momento tenían 12 y 15 años.

Para cometer los ultrajes las narcotizaba y además había colocado cámaras ocultas en la casa para filmarlas.

Tras 9 meses de ser encarcelado, fue puesto en libertad a la espera del juicio oral. Luego se le ordenó nuevamente la prisión preventiva y el abusador volvió tras las rejas.




Comentarios