La medida de fuerza se debe a que exigen que se les regularice la situación económica. Aseguran que habrá movilizaciones.


A una semana de la medida de fuerza del paro de interurbano en San Luis y a cinco del urbano, cientos de miles de puntanos quedaron varados en sus hogares o con un incremento importante de gasto en taxis y remises para poder acudir a sus lugares de trabajo. Este lunes el servicio de transporte sigue en crisis y los trabajadores continúan con la medida de fuerza.

Durante la mañana los choferes de Transpuntano se reunieron en la puerta de la empresa, en ruta 3, y su plan es marchar hasta la Municipalidad de San Luis para reclamar por irregularidades en el pago de los sueldos.

Por su parte, Iván Piñeyro el delegado de la UTA en San Luis comentó que sus pares del interurbano planeaban sumársele para luego ir hasta la puerta de las oficinas del Programa Transporte del Gobierno de San Luis, donde aseguraron que realizarán una reunión tripartita a las 10 de la mañana, según El Diario de la República.

Según informó Carlos Rivas, secretario general adjunto de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) de San Luis a SanLuis24 que desde la dependencia gubernamental aseguraron de que existe la posibilidad de que el Gobierno de San Luis pague el monto que las empresas no abonan de acuerdo a la actualización de la escala salarial.

El inicio del paro por tiempo indeterminado se decidió porque las empresas pagan los sueldos con la escala del año pasado, cuando fue actualizada dos veces este año. La diferencia es de unos 8 mil pesos, en el caso del salario inicial de un chofer, es decir un 20% del sueldo.

Por otra parte los choferes de Transpuntano reclaman que no se les abonó el sueldo correspondiente a agosto y “si depositan los sueldos, inmediatamente los choferes se ponen a trabajar. Están hasta con el uniforme puesto. Si pagan, vuelve el servicio”, informó el sindicalista al programa radial Información sin Ruido.




Comentarios