Ferrari ordenó que en un plazo de 40 días debe brindar estrategías que tiendan a asegurar el adecuado funcionamiento del Juzgado de Faltas Municipal.


A través de un fallo el Superior Tribunal de Justicia (STJ) ordenó a Enrique Ponce, el intendente de la Municipalidad de San Luis, que en un “término de (40) CUARENTA DÍAS presente ante el Superior Tribunal de Justicia un Plan de Acción que tienda a asegurar el adecuado funcionamiento del Juzgado de Faltas Municipal”.

Mirá también: San Luis: aseguran que hay más de 120 mil multas de tránsito sin notificar

El fallo del juez de Faltas, Alejandro Ferrari, establece que “un Juzgado que no cuenta con lo necesario para funcionar adecuadamente y prestar un servicio digno”, y dice que aplicarán “sanciones conminatorias por cada día de retraso en efectuar la requerida presentación”.

La Gaceta Digital informó que el conflicto comenzó en octubre del año pasado, cuando se conoció que la Municipalidad iba a iniciar un juicio político en contra Ferrari, ya que había informado que el juzgado recauda una tercera parte de lo que debería. Hoy en día, el pedido para iniciar este juicio se encuentra en un cierto estado de incertidumbre en el Concejo Deliberante, ya que la comisión Investigadora prácticamente no ha llevado adelante nada al respecto, en lo que va del año.

Ferrari denunció que la Municipalidad tiene al Juzgado de Faltas en un estado de abandono. “El juzgado es una mugre porque desde hace tres años que no tenemos personal de limpieza, tampoco notificadores, esto es una cargada permanente”, dijo el juez en declaraciones a radio Universidad.

“Ellos han llevado al Juzgado de Faltas a la crisis que tiene, por ejemplo no pagando el sistema informático, no contratando a los notificadores necesarios y negándonos los recursos que necesitamos para funcionar bien”, le dijo Ferrari a El Diario de la República.

El fallo del STJ en sus considerandos establece: “Un deficiente funcionamiento de la Justicia de Faltas por falta de personal y de elementos indispensables para el cumplimento de las funciones dadas por la Carta Orgánica Municipal, sin dudas afecta a la comunidad toda, por la deficiencia del servicio de justicia contravencional municipal, por cuanto impide la sanción de infracciones a las ordenanzas municipales, lo que trae como consecuencia la pérdida de conciencia del vigor de las normas en la ciudadanía, además del perjuicio al erario municipal en cuanto se impide el legítimo ingreso del producido pecuniario de las multas”.

Ahora solo resta a esperar que la Municipalidad presente el dicho plan para mejorar la situación del Juzgado y, lo que quizás sea aún más importante, ver de qué manera afecta el juicio político que la gestión Ponce impulsa en contra de Ferrari.





Comentarios