Fue un hecho con suerte. La ambulancia volvía de socorrer a un hombre de La Carolina. No hubo heridos de gravedad.


El domingo a la mañana cerca La Carolina, en San Luis, un joven de 24 años que conducía en estado de ebriedad se accidentó en una camioneta e insólitamente cuando la ambulancia del Hospital de El Trapiche regresaba de asistirlo, un Corsa conducido por Mario Lucero de 48 años, quien también estaba alcoholizado, impactó contra la rueda izquierda e hizo que el chofer tuviera que maniobrar para no caer por un barranco. La ambulancia chocó contra una luminaria.

Según explicó la directora del Hospital de El Trapiche, Agustina Rivero a El Diario de la República: “Afortunadamente terminó impactando contra un poste de luz, porque el accidente fue cerca de uno de los puentes, a pocos metros de la farmacia, podría haber sido peor. El conductor del Corsa estaba alcoholizado, al hacerle la prueba el resultado registrado fue de 2,63, cuando el permitido es 0,5″, detalló y añadió que la enfermera recibió algunos golpes, pero tanto ella como el chofer están bien.

La imprudencia del alcohol al volante en San Luis.

Por su parte “el paciente que llevaban en la ambulancia también estaba alcoholizado, pero sólo registraba las lesiones que recibió tras el vuelco en La Carolina. Y fue trasladado por la ambulancia de Estancia Grande, a la institución a los pocos minutos del accidente”, recordó. Lucero, que estaba bajo los efectos del alcohol dijo que no vio la ambulancia.

El conductor del Corsa ya recibió una multa por la terrible imprudencia en la que conducía y podría haber provocado una tragedia. 






Comentarios