Aunque parezca increíble, la menor de un año resulto ilesa. Su mamá y una amiga fueron atendidas en el Hospital Cerro de la Cruz, de la capital puntana.


El domingo a las 14 dos amigas y una bebé de un año circulaban en una motocicleta por calle Riobamba de sur a norte y chocaron a un Chery Face, conducido por Javier Rezzano. Milagrosamente la beba resultó ilesa, pero las mujeres debieron ser atendidas en el Hospital del Cerro de la Cruz, de la ciudad de San Luis.

Al lado de la Zanella 110cc quedaron los cascos de Tisera Daidana, Tania Páez y de la bebé. El accidente fue justo en el cruce Riobamba y Fernández Prado, según informaron fuentes a El Diario de la República.

A pesar de la imprudencia, afortunadamente no sucedió una tragedia que lamentar. 




Comentarios