Habrá cortes sorpresivos para esquivar los controles de la empresa. Los choferes reclaman por la reincoporación de dos compañeros. 


Este lunes en la ciudad de San Luis los usuarios del transporte público sufrirán nuevamente las medidas que decidan tomar los choferes de Transpuntano contra los funcionarios de la Municipalidad de San Luis, una pulseada que ya lleva casi una semana. Aseguraron que habrá un servicio irregular con cortes sorpresivos.

​La decisión fue confirmada por Lucio Orozco, secretario gremial de UTA San Luis a El Diario de la República, y adelantó que la protesta es debido a que la patronal no reincorporó a los dos compañeros – Cristian Torres y Amaro Alba – que fueron despedidos, según los gremialistas, de manera indebida. 

“Como ya adelantamos, las medidas de fuerza se endurecerán durante esta semana. Las asambleas en punta de línea ahora serán sorpresivas. No vamos a comunicar los horarios, hasta que no haya una solución por parte de la empresa, esta decisión continuaría toda la semana. Petrino quiere salir a constatar si nos reunimos o no e ir con escribanos y abogados. Bueno, nosotros haremos las asambleas de manera sorpresiva tanto a la mañana como por la tarde”, aseguró Orozco.

Las protestas serán sorpresivas para esquivar los controles de la empresa. Según los sindicalistas, los funcionarios de Transpuntano pretenden llegar hasta las cabeceras de línea cuando se realicen las reuniones y así constatar junto a abogados de la empresa y escribanos públicos la merma del servicio de transporte, en los momentos en los que los choferes discuten sus pasos a seguir.






Comentarios