Por primera vez, en la provincia de San Juan, se puso en funcionamiento el sistema dual que advierte a las víctimas.


En San Juan, por primera vez, se puso en marcha un sistema tecnológico para proteger a las víctimas de violencia de género y ya se aplicó en dos casos en donde la vida de las mujeres corría riesgo. Según publicó el diario Tiempo de San Juan, fue la jueza Silvina Rosso de Balanza la que aplicó la medida que impide que víctima y victimario se acerquen a menos de 500 metros de distancia.

Los dispositivos duales ya habían llegado a la provincia en 2018 pero recién comenzaron a aplicarse ahora y son monitoreados por el Centro Integral de Seguridad y Emergencias 911 (CISEM). El CISEM es el encargado de monitorear los movimientos del agresor al que se le coloca una pulsera elctrónica y de la víctima que lleva consigo un botón rojo para pedir ayuda. Cuando el sistema detecta que el victimario está acercándose a la mujer pone en alerta a ambas partes a través de un llamado telefónico y si alguno de ellos no contesta se comisiona un móvil policial para el lugar.

Antes de la aplicación del dispositivo dual, las perimetrales sólo quedaban acentadas en un papel y no había una forma práctica de prevenri que el acosador se acercara a la mujer. Ahora, hay un seguimiento en tiempo real de ambos y así se evita que el golpeador se acerque nuevamente a su víctima y viole la perimetral. Los equipos llegaron a la provincia tras una cuerdo que el Gobierno de San Juan firmó con la Corte de Justicia de San Juan. Así llegaron 75 dispositivos de los cuales por ahora sólo dos están siendo usados.

La hueza Rosso de Balanza explicó al mismo diario local que “los aparatos se pueden solicitar, dada las circunstancias de emergencia, cada caso será debidamente analizado pues no todos presentan las mismas características”.






Comentarios