El asesino está prófugo por matar, en una gresca, a un menor. Pasó en San Juan.


Este fin de semana un adolescente de 17 años terminó muerto en San Juan, cuando fue al cumpleaños de un amigo y quedó en medio de una gresca con otro invitado. El asesino del menor, está prófugo de la Justicia sanjuanina, es muy peligroso y pertenece a una banda delictiva de la provincia denominada “Los Diablos”.

Todo ocurrió en una casa de La Bebida, una localidad del departamento de Rivadavia, al oeste de la Ciudad de San Juan. Hasta ahí llegó Jonathan Emanuel Pérez, la víctima, para divertirse con amigos. El problema es que en esa fiesta también estaba Gustavo el “Quija” Brizuela, de 20 años, e integrante de una familia conocida en el ambiente delictivo. El “Quija” había salido hace un par de meses del Servicio Penitenciario Provincial porque estuvo detenido tras apuñalar a otro joven en otra fiesta, según publicó Diario de Cuyo.

Según informó el mismo diario local en la fiesta había seis jóvenes tomando y escuchando música en el fondo de la vivienda. El “Quija” cayó a la juntada con intenciones de quedarse pero el dueño de casa le pidió que se fuera. Es por eso que el homicida se retiró pero regresó más tarde para vengarse y mató a Pérez de una puntada en el corazón.

El adolescente fue trasladado al Hospital Guillermo Rawson pero, según la prensa de San Juan, falleció en el camino sin que los profesionales pudieran hacer nada. El homicida escapó de la escena del crimen y ahora es intensamente buscado por la Policía de San Juan, debido a su peligrosidad porque ya tiene antecedentes de grescas violentas en las que ya había apuñalado a otras personas. La familia del homicida indicó que el mismo viajó a la provincia de Mendoza. Sin embargo, los pesquisas descreen de estas versiones porque temen que los allegados al “Quija” quieran desviar la investigación.





Comentarios