Se lo confeccionó una diseñadora en menos de 24 horas, tras el pedido de una amiga en las redes de San Juan.


Aixa tiene 26 años y es la protagonista del viral que emocionó a San Juan. Padece cáncer de útero, además de sufrir ataques de epilepsia, y se casó días antes de iniciar la quimioterapia porque “se me iba a caer el pelo y no quería esa foto”. Contrajo matrimonio civil el viernes 22 de febrero, pero había organizado junto a su esposo un modesto e íntimo festejo para el día sábado. Sin embargo la solidaridad de sus vecinos y amigos llevó a convertir su noche en una velada única y soñada.

La joven vive en el Barrio Huarpe, en el departamento Pocito. Aquel sábado, mientras lavaba unas botellas para el vino, una amiga se apareció en su casa y se la llevó para ultimar detalles de cara a la celebración. Nunca imaginó que iba a volver a su vivienda vestida de blanco, con un vestido que le confeccionó una diseñadora de alta costura en menos de 24 horas.

“Voy a la casa de mi amiga, que es al lado de la mía, y veo algo en el sillón, pero nunca imaginé que era un vestido para mí. Después una señora me cuenta que me había hecho un vestido, me lo mostró y me encantó. Cuando después llego a mi casa, estaba todo adornado y armado. Nosotros pensábamos hacer una cenita sencilla, pero había una movida tremenda detrás de mí casamiento”, expresó Aixa a Tiempo de San Juan.

La historia detrás del vestido de novia que hizo feliz a una joven con cáncer.

La movida solidaria fue generada por sus amigas en las redes. La idea era un festejo sencillo, por falta de recursos, pero Silvia y Natalia Elizondo, también vecinas, decidieron trasformar su noche en una gran celebración. “Pedimos ayuda para conseguir un vestido. Un montón de gente se ofreció y entre todos elegimos a una señora y su marido (Arias Baca). Después otra persona se ofreció con el ramo de flores, otra con los suvenires y hasta con el salón. Pero no queríamos abusar, sólo queríamos que esa noche no pasara desapercibida”, contó Natalia.

La historia detrás del vestido de novia que hizo feliz a una joven con cáncer.

Aixa padece cáncer de útero -ya pasó por dos operaciones- y en el último parte médico le diagnosticaron ganglios inflamados, por lo que la quimioterapia tuvo que adelantarse. Eso la motivo a cambiar la fecha de su matrimonio, que en un principio iba a realizarse en marzo. “El cáncer se va ramificando. Después del casamiento me sometí a la primera quimio, que duró siete horas, que es la más larga y fuerte. Por eso quería casarme lo antes posible, organizamos todo muy rápido. No quería verme con el pelo caído”, contó.

La historia detrás del vestido de novia que hizo feliz a una joven con cáncer.






Comentarios