El proyecto servirá para ampliar el abastecimiento de agua potable de la región.


El gobernador Sergio Uñac y el ministro de Hacienda de la Nación, Nicolás Dujovne, suscribieron en la tarde del lunes el contrato de contra-garantía del préstamo otorgado por el Fondo OPEP para el Desarrollo Internacional (OFID) a la provincia sanjuanina por 50 millones de dólares. La importante suma de dinero será destinada para el proyecto del Acueducto Gran Tulum, obra que asegurará el abastecimiento de agua potable en siete departamentos.

El crédito representa el 25% del proyecto, que se aplicará a la adquisición de materiales. Está previsto que el resto, unos 148 millones de dólares, sea financiado por el Gobierno nacional a través de la Secretaría de Recursos Hídricos y del Gobierno local, mediante aportes externos adicionales. La planta se construiría al pie de la Presa del Dique Punta Negra, con una cañería de 1300 milímetros de diámetro y una longitud aproximada de 13.300 metros.

El acueducto beneficiará a los departamentos del Gran San Juan (Capital, Chimbas, Santa Lucía, Rawson y Capital) y a los habitantes de localidades alejadas como Ullum y Zonda. Además del aprovechamiento de los usuarios, el nuevo sistema impulsará el desarrollo del sector agrícola, uno de los pilares en los que se asienta la economía sanjuanina. También generará un ahorro de energía de potabilización desde la puesta en marcha del Establecimiento Potabilizador Punta Negra y la reducción de los costos de mantenimiento en la producción del agua potable.






Comentarios