La víctima es un niño sanjuanino de 12 años. El joven habría tomado contacto con un cable del baño de su casa.


Juan Pablo Pérez es el chico de 12 años que pelea por su vida tras recibir una fuerte descarga eléctrica en el baño de su casa, en el departamento sanjuanino de Capital. El personal policial y de Bomberos trabajan para determinar cómo ocurrió el accidente, pero todo indica que el niño pisó un cable pelado cuando salió de la pileta. Ahora está internado en grave estado en el Hospital Rawson.

El joven estaba bañándose en una pileta de lona con sus amigos, en el fondo de su casa. Al salir se dirigió al baño, en el interior de la vivienda, ubicada en calle Teresa de Ascensio al 119, y tomó contacto con la precaria instalación eléctrica, aparentemente manipulada, que había en el lugar. Estaba mojado y descalzo cuando recibió la fuerte descarga eléctrica, según Diario de Cuyo.

Fue su madre quien lo encontró tendido en el suelo, inconsciente y con serias lesiones en el cuerpo. Y de inmediato pidió ayuda a los vecinos y lo trasladaron de urgencia al Hospital de Niños. Allí constataron que estaba grave y lo dejaron internado en estado delicado en Terapia Intensiva del nosocomio.

Triste antecedente.

En noviembre de 2016, Lautaro Bustos (9) salía de bañarse en un canal junto a su abuelo cuando rozó un cable que estaba colgando y falleció electrocutado. Se trataba de una línea eléctrica de Energía San Juan, la empresa que provee la luz, que no había sido reparada pese a los reclamos de los vecinos del Mogote.






Comentarios