Según los datos del personal policial de División Tránsito, hubo 32 actas menos que en Navidad.


Números positivos dejó el megaoperativo que desplegó la Policía de San Juan durante los festejos de Año Nuevo. Es que de acuerdo a los controles que se llevaron a cabo en diferentes puntos de la provincia, para la celebración del 2019 disminuyó la cantidad de actas a conductores borrachos. Según publicó Diario Huarpe en total hubo 57, 32 menos que en Navidad.

Los operativos comenzaron el domingo 30 y finalizaron en la medianoche del 1 de enero. Se realizaron 346 actas, 167 por vehículos radiados y 102 licencias retenidas. En referencia a los test de alcoholemia se registraron 57 exámenes positivos. Si los conductores presentaban 0,6 o 0,7 mg/l se los invitaba a dejarle el volante a uno de los acompañantes habilitados a conducir y si no había, se les retenía el vehículo.

Los operativos tuvieron como foco el test de alcoholemia, con la premisa de la tolerancia cero. Y para la Policía los resultados fueron buenos porque bajó un 36% comparado con el 25 de diciembre último, cuando hubo 89 infracciones de este tipo. Además la cifra también es menor respecto a la celebración de Año Nuevo de 2018, cuando se realizaron 80 multas por alcoholemia.

De los controles participaron 600 uniformados, todos distribuidos en las principales zonas de concentración como accesos a la provincia, alrededores de balnearios y boliches. “Desde el año pasado a esta altura los controles son más efectivos y más grandes que en años anteriores. Estamos tratando de estar a la par de la sociedad”, había señalado el jefe de la División D3, José Guzmán.






Comentarios