Todos los años, el Arzobispado decide trasladar a los religiosos de sede. Todos los cambios. 


Año a año, el Arzobispado de San Juan anuncia la rotación de sacerdotes. En el 2018 son 13 los que deberán cambiar de congregación y fieles. Los cambios incluyen departamentos urbanos y también rurales, la Catedral San Juan Bautista es la otra parroquia en donde habrá modificaciones. La intención de estos traslados tiene que ver con el deseo de que los curas experimenten con distintas comunidades y la gente no se aferre a una figura religiosa en particular. 

Según informaron desde el Arzobispado, los movimientos de curas párrocos se concretan en algunas iglesias de Chimbas, Jáchal, Rawson, Santa Lucía, Pocito y 25 de Mayo.  En la parroquia Santa Teresita del Niño Jesús (ubicada en el Barrio Güemes, Rawson) estará el párroco Pedro Daniel Fernández; en la parroquia de Santa Lucía estará el párroco David Alfredo Gómez  y como vicario parroquial fue nombrado el presbítero Jonatan Hernán Félix Vidable.

Los cambios también llegarán a la parroquia Santa Rosa de Lima ( ubicada en 25 de Mayo) donde fue enviado el párroco Héctor Miguel González y como vicario parroquial el sacerdote Fabián Díaz. En la parroquia Nuestra Señora del Valle de Rawson estará Miguel Alejandro Tobares.  El padre José Antonio Fuentes se encargará de la parroquia Nuestra Señora del Rosario de Andacollo, de Chimbas. 

En la parroquia Nuestra Señora de las Mercedes de Jáchal quedará a cargo del párroco Orlando David Sánchez; en la parroquia Nuestra Señora de la Luz de Chimbas estará el párroco Miguel Antonio Algañaraz, en la parroquia Sagrado Corazón de Jesús de La Rinconada, Pocito estará el párroco Leopoldo Omar Loncaric. 

La Catedral quedará a cargo del padre Andrés Roberto Riveros, a la parroquia San Antonio de Padua llegará Ismael Alfredo Soto y a la parroquia San José y Nuestra Señora de las Mercedes de Jáchal llegará el vicario Juan Antonio Morely. 






Comentarios