Pasó en San Juan. Hay un empleado detenido, pero ahora investigan si hay más estafadores o personas estafadas.


Continúa el escándalo que involucra al Instituto Provincial de Viviendas (IPV) de San Juan. Después de conocerse la detención de un empleado que falsificó firmas y documentos para engañar a familias con casas, ahora creen que pueden haber más personas involucradas en la gran estafa. Así lo señaló el interventor de dicha institución, Pablo Notario.

“Si bien es un hecho muy triste porque nos toca desde adentro, nos da alegría saber que estamos por el camino correcto. En otras oportunidades hemos recibido denuncias de gente que se hacía pasar por miembros del IPV, pero en este caso es un empleado del instituto. Seguramente no van a ser sólo tres casos, sino bastantes más”, aseguró Notario a Tiempo de San Juan.

Pereyra, el empleado acusado de estafa.

Según el interventor están trabajando arduamente para analizar expediente por expediente y descubrir así si hay más casos de familias estafadas. “Tomamos barrios, contamos todas las casas, revisamos el expediente de cada una de ellas y luego las cargamos al sistema, que hoy nos da la posibilidad de entrecruzar datos y saber si tienen casa en otra provincia. Es importante que la gente sepa que la única forma de pagar una cuota del IPV es por Banco San Juan, no hay ningún otro medio para pagar”, agregó.

La maniobra delictiva por parte del empleado salió a la luz cuando, en un control de rutina, descubrieron que una familia de un barrio recién entregado tenía documentación falsa. Aparentemente el sujeto, de apellido Pereyra (38 años), entregó tres viviendas que ya tenían dueños a cambio de dinero. Después de realizar varios allanamientos en las oficinas del IPV y en el domicilio del acusado, la Justicia determinó su detención.


En esta nota:

San Juan IPV Estafa Obras




Comentarios