Fue en el Rawson. Permitirá el traslado rápido de pacientes en situación crítica y será funcional para los operativos de ablación de órganos.


El hospital Rawson es el primer nosocomio en San Juan en contar con una pista de aterrizaje para helicóptero para los vuelos sanitarios, lo que permitirá contar con vía ágil y rápida para el traslado y evacuación de pacientes en situaciones de emergencias sanitarias. También será funcional para los operativos de ablación de órganos.

Esto marcará un antes y un después en los vuelos sanitarios de Salud Pública, ya que se acotarán los tiempos de traslados de los pacientes críticos de las zonas alejadas o desde el hospital al hangar para los vuelos en avión hacia otra provincia.

El primer vuelo al hospital fue realizado por el piloto Walter Gallardo y el equipo médico integrado por el Dr. Matías Espejo, subsecretario de Medicina Preventiva del Ministerio de Salud Pública, y la Dra. Daniela Espejo. Tras arribar el helicóptero, el equipo de técnico de la Dirección Provincial de Aeronáutica y médicos especialistas en vuelos sanitarios del Ministerio de Salud Pública brindaron una capacitación al personal médico, de enfermería y camilleros y posteriormente se realizaron simulacros de traslado aéreo para protocolizar en el personal las acciones para este tipo de operativos.

Detalles del helipuerto

El hospital Rawson de Alta Complejidad es el principal centro de emergencias de la provincia al contar con todos los servicios asistenciales necesarios para la atención de pacientes en situaciones críticas.

La plataforma, ubicada dentro del predio del hospital Rawson sobre calle General Paz, en el ingreso al Servicio Médico de Urgencias Adultos y Pediátricos, fue construida en hormigón H30 con doble malla de hierro del 8, de 15×15 cm. Dimensiones: 16 x 16 mts x 0.20 mts de espesor. El muro de contención lado sur tiene 1,4 mts de altura y 16 mts de longitud y fue construido con hormigón H21 y estructura de hierro del 10 y repartición del 8.

Pedraplén es de 20 cm con piedra bola y el terraplén de 1 mt por debajo de la pista, el hormigón de limpieza de 5 cm de espesor y las cazoletas en fundición de aluminio y cañería embutida en la pista para colocar en el futuro luminarias reglamentarias de la ANAC.




Comentarios